Carles viaja en un coche con su hijo adolescente Pol.

Un incidente inesperado cambiará el curso de sus vidas.

"El punto de partida de esta historia proviene de uno de mis principales miedos, una idea que me asalta con frecuencia y que aparece en algunos de mis trabajos:

¿Qué sucede cuando en un instante algo nos cambia la vida para siempre?

A su vez, en esta historia me planteo, como madre, explorar dos realidades confrontadas: La dificultad que supone asumir el roll de padre-hombre y el de hijo-adolescente."

                                                                                           

                             Marta Bayarri